LAS REGLAS PARA LOS FABRICANTES Y LA ETIQUETA DE HOMOLOGACIÓN

Todos los fabricantes de sillas para coche deben seguir las normas de la Directiva Europea ECE R44 que define los criterios para el diseño, homologación y producción.

Antes de que cada producto sea lanzado al mercado se somete a un específico procedimiento de homologación por parte de laboratorios certificados para asegurar al consumidor que la silla para automóvil respeta los parámetros previstos por la ley.

Cada silla producida y homologada de conformidad con las normativas va provista de etiqueta de certificación ECE.

Esta etiqueta naranja representa una especie de documento de identidad de la silla de auto e indica sus características fundamentales. Antes de la compra es importante comprobar que la etiqueta esté presente en el producto, en general se encuentra situada en el reverso o en la base de la silla y puede reconocerse fácilmente gracias a su color naranja.

Marca/Empresa

Marca/Empresa

Compatibilidad con los coches

Grupo de masa/Grupo de peso

Marca de homologación
El nr. Se refiere al País donde se realiza la homologación
(1 Alemania, 2 Francia, 3 Italia, 4 Países Bajos, 5 Suecia, 11 Reino Unido)

Número de homologación

Número secuencial de producción (Lote)

Normativa de referencia

LA SEGURIDAD DE ASIENTOS USADOS NO ESTA GARANTIZADA

El uso de las sillitas de segunda mano no es aconsejable: en efecto, éstas pueden estar dañadas o deterioradas incluso de forma no visible.

Es importante no utilizar sillas que se hayan visto involucrada en algún accidente. Las pruebas dinámicas realizadas en los laboratorios certificados que simulan los accidentes por carretera demostraron que algunas partes de la sillita, ya sometidas a tensiones, pueden
dañarse más fácilmente.

Además, las sillas usadas a menudo no van provistas de manual
de instrucciones, imprescindible para una instalación y un
uso correcto.

Artsana S.p.a. — Copyright 2012 — partita iva 123172744583945 — info@artsana.it